2018, EL AÑO DE BILBAO

Si hay una característica que define a los de Bilbao es el orgullo que sienten por su cuidad, por eso el Barceló Bilbao Nervión hoy hace gala de ello, y celebra el premio a la mejor ciudad europea del año 2018 que la Academia de Urbanismo le concedió esta semana en una gala celebrada en Londres. Un importante título que refuerza lo que urbanistas, arquitectos y gestores de ciudades de todo el mundo denominan como ‘el efecto Bilbao’ y que hace referencia a la transformación que ha experimentado la ciudad en menos de una década hasta convertirse en referencia de modernidad cultural y calidad de vida.
Un hotel imprescindible para conocer la ciudad en clave local
El hotel Barceló Bilbao Nervión, con vistas al rio Nervión desde sus habitaciones, situado a 250 m del puente de Calatrava y a 10 minutos a pie del Museo Guggenheim, se convierte en uno de los prescriptores más importantes del destino en los ámbitos de ocio, gastronomía, arte y cultura local en clave cool. En 2018 contará con un programa de experiencias únicas para que sus huéspedes puedan conocer la ciudad como un verdadero bilbaíno, con capacidad de participar activamente en una experiencia de destino genuina y experiencial que combinará vanguardia internacional con cultura local y les acompañará incluso tiempo después de haber hecho el check-out.
Barceló Bilbao Nervión
Barceló Bilbao Nervión
5 razones para volver a Bilbao en 2018
Pero mientras termina de perfilar su propuesta para 2018, el hotel celebra el recién estrenado título de Mejor Ciudad Europea recordando estas  5 razones por las que todos deberían visitar (o volver) a Bilbao en 2018:
1. Su arquitectura única y en constante cambio. Los edificios antiguos y modernos son un mosaico que hace que Bilbao sea imprescindible y lugar de peregrinación para todos los estudiantes de arquitectura. No nos extraña que el Guggenheim la eligiera en su momento. Desde el hotel conocen bien las obras de arquitectura que no deben perder de vista. Cruzar de un lado a otro del rio Nervión por el puente Zubizuri de Calatraba es toda una experiencia, a tan solo 250 metros del hotel. Aunque nuestro favorito sigue siendo el Puente Colgante, construido en 1893.
Bilbao, Premio a la mejor ciudad europea del año 2018
Bilbao, Premio a la mejor ciudad europea del año 2018

2. Por su espléndida vida cultural y gastronómica. Para los amantes de la cultura, es difícil elegir dentro del amplio repertorio que hay en Bilbao. Y no hay que olvidarse de los pintxos. En algunos bares se eligen en la barra y en otros se piden a la carta. Es obligado atreverse con las combinaciones más sorprendentes. También en modo RoomService!

3. Por su tamaño perfecto (a escala humana) Bilbao no es una ciudad ni demasiado grande ni demasiado pequeña. Aunque es ideal para recorrer a pie, dispone de un sistema público de transporte digno de conocerse. Las estaciones de metro son un paseo obligado para apreciar la obra de su diseñador, Sir Norman Foster. Pasea por el centro y sus alrededores. El tranvía de Bilbao, con parada frente al hotel, es también una buena opción para moverse por los lugares más visitados de la ciudad. Comunica el barrio de Atxuri, hasta la calle Autonomía, bordeando la ría y haciendo parada en lugares emblemáticos de Bilbao como el Casco Viejo, el teatro Arriaga, Palacio Euskalduna o el mismo Guggenheim ofreciendo una vista diferente del emblemático museo. Conoce el Casco Antiguo, una zona restaurada que conserva el encanto de los viejos edificios. Restaurantes, buenas tiendas, cafés, todo a una distancia perfecta del hotel, por si el huésped quiere disfrutar de una siesta antes de continuar visitando la ciudad.
4. El ‘nuevo’ Bilbao. Aunque en muchas zonas Bilbao ha apostado por mantener su encanto clásico, en otras la ciudad no para de reinventarse. Un ejemplo de esto es el barrio que hoy se conoce como Bilbi, en él la historia de sus calles se entrelaza perfectamente con las nuevas historias que cuentan las docenas de comercios que allí se encuentran: galerías de arte moderno, restaurantes de comida internacional, bistrós y mucho más.
5. Por su gente. Y es que tienen una manera única de ser. Reservados de entrada, son impecables y se vuelcan con sus visitantes. Las estadísticas indican que los bilbaínos viven felices y eso se percibe durante toda la estancia allí.
Seguro que el jurado de la Academia de Urbanismo que ayer otorgó la distinción de mejor cuidad europea 2018 a Bilbao ha tenido en cuenta estos y otros motivos. Pero desde el hotel Barceló Bilbao Nervión nos gustaría a animar a todos los visitantes a juzgar por ellos mismos la experiencia.
Acerca de Barceló Bilbao Nervión:
Diseño, tecnología, arte, modernidad y sostenibilidad son las palabras que definen al hotel Barceló Bilbao Nervión 4*. El primer eco-urbano de la cadena Barceló ubicado en el centro de Bilbao.
Gracias a su revolucionario concepto de descanso con habitaciones de alta calidad bajo los estándares B-Room y a sus modernas instalaciones, el hotel se ha convertido en el lugar perfecto para celebrar congresos, convenciones, banquetes y todo tipo de eventos.
Por si fuera poco, el Restaurante Ibaizabal del hotel pone a disposición de los huéspedes y del público en general una innovadora oferta gastronómica que combina lo mejor de la comida vasca con toques innovadores y actuales. También en su amplia vinoteca, los comensales del restaurante pueden maridar sus platos con algunos de los mejores vinos de la región y del país.