5 TIPS PARA QUE UN HOTEL SEA “CHINESE FRIENDLY”

El director del Barceló Sevilla Renacimiento, que en 2012 fue elegido como el primer hotel “chinese friendly” de nuestro país, nos explica lo que hay que hacer para que un cliente chino se sienta como en su casa

Palma de Mallorca, a 20 de mayo de 2016. Según los datos de la Administración Nacional de Turismo de China (ANTC) en 2015 un total de 120 millones de chinos viajaron al extranjero, un 19,5% más que durante el mismo periodo del año anterior. Aunque el porcentaje de los que visitaron España todavía es reducido, el sector turístico tiene claro que el chino es uno de los mercados emisores con mayor porvenir.

Por eso muchos hoteles se están preparando para acoger, en condiciones óptimas, a un tipo de cliente cuyas costumbres distan mucho de las nuestras. Uno de los profesionales que más sabe al respecto es Miguel Estévez, director del Barceló Sevilla Renacimiento, el primer hotel español que fue reconocido como “Chinese Friendly”.

Eso fue en 2012, explica Estévez, “y este año hemos obtenido una nueva acreditación, la QSC (China Outbound Toursion Quality Service Certification), que concede la China Association of Travel Services (CATS) a los hoteles que cumplen unos estándares mínimos fijados por las autoridades turísticas chinas”.

La mayoría de los elementos que hay que tener en cuenta para agasajar a un cliente chino, añade, “tienen que ver con aspectos relacionados con su cultura, con su relación con elementos naturales como el agua, con sus gustos gastronómicos y con su adoración por los productos y las marcas de lujo”.

Recuerda estos 5 tips y triunfa como anfitrión de un cliente chino

El “DO” Y EL “NOT TO DO” PARA SER “CHINESE FRIENDLY”

DO

Alójale en las plantas 6 (número relacionado con fluidez y falta de obstáculos) u 8 (este número se pronuncia igual que la expresión “ganar fortuna”) o en habitaciones que contengan esos números.

Facilítale tanto en el restaurante como en la habitación agua caliente, ya que la utilizan para preparar el té chino y una sopa preparada con la que siempre viajan y a la que sólo hay que añadir agua.

Ten siempre a mano arroz, leche de soja y salsa de soja, productos imprescindibles en su dieta.

Prepara una ruta por las tiendas más lujosas de la ciudad, ya que seguro que piden consejo en recepción.

Traduce la señalítica del hotel y las cartas de los restaurantes al chino. Muchos todavía no saben hablar inglés y eso les hace sentirse como en casa.

NOT DO DO

Nunca le asignes la planta número 4 (al pronunciarlo suena como la palabra “muerte”).

Nunca le des una habitación con ducha. Amantes del agua suelen pedir siempre habitaciones con bañera.

No le intentes colar un té cualquiera, sólo toman té chino de gran calidad.

Si quieres que te compren algo en la tienda del hotel, dótala de productos de marca. A los chinos no les van los sucedáneos ni el “top manta”.

No le des únicamente comida china, también aprecian algunos productos locales como el aceite de oliva, la naranja y los postres que llevan azahar.