BARCELÓ MÁLAGA, ELEGIDO UNO DE LOS HOTELES MÁS INSTAGRAMMEABLES DEL MUNDO

Abril, 2018 – Según un estudio de hoteles.com, uno de cada seis viajeros reconoce que elige su hotel en función del diseño y de cómo este favorece sus publicaciones en redes sociales.
Además, dos tercios de los viajeros ‘millennial’ pasan alrededor de 80 minutos en Instagram, compartiendo sus momentos de ocio con sus seguidores.
En base a dicho estudio, la reconocida plataforma de búsqueda y reserva de hoteles en todo el mundo, ha publicado su ranking de Los 10 hoteles más instagrammeables del mundo, entre los que figura el hotel Barceló Málaga.
Barceló Málaga
Barceló Málaga
Gracias a su diseño vanguardista y su vinculación con el arte y la cultura, el hotel Barceló Málaga, ubicado en la Estación de AVE María Zambrano, cosecha reconocimientos como este y se convierte en un auténtico icono del diseño en España.
Diseñado por el prestigioso interiorista Jordi Torres, quien define el hotel como “una pintura tridimensional que transmite el alma de la arquitectura vanguardista”, este hotel es un auténtico referente arquitectónico gracias a su estilo vanguardista y surrealista con toques al más puro estilo de Dalí o Schiaparelli.
Tobogán EDHA
Tobogán EDHA
Su lobby B-Lounge es más que una zona de paso, es un lugar en el que relajarse, desconectar y capturar los mejores recuerdos gracias a su diseño basado en colores vivos, mobiliario sinuoso y reminiscencias al arte surrealista. Además, este espacio cuenta con un EDHA (Estructura Deslizante para Humanos Atrevidos), un tobogán de seis metros que comunica con la primera planta del hotel y por el que pueden deslizarse los huéspedes. ¿Puede haber algo más instagrammeable?
Gracias a su apuesta constante por el arte y la cultura, el hotel Barceló Málaga se convierte en un auténtico referente del diseño y el vanguardismo en la Costa del Sol y suma un nuevo éxito a su lista de reconocimientos.
Acerca de Barceló Málaga
Situado en la estación VIALIA (AVE) de Málaga, el hotel más vanguardista de Málaga es el perfecto ejemplo de hotel urbano con una estrecha relación tanto con el mundo del arte, el diseño y la gastronomía. El diseño de su lobby, realizado por el interiorista Jordi Torres, pone patas arriba el concepto tradicional de hotel con una arriesgada propuesta llena de superficies orgánicas, brillantes y coloristas que incorpora la apuesta más arriesgada del hotel: su EDHA (Estructura Deslizante para Humanos Atrevidos), un espectacular tobogán de 6 metros que une la primera planta con el lobby.