MERRY (TROPICAL) XMAS!

¿Quién dijo que la Navidad es sinónimo de nieve y frío? En el Caribe también es Navidad. Para quienes este año busquen un plan alternativo y prefieran el sol y la playa, la opción ideal para despedir el año de una manera inolvidable es trasladar las festividades navideñas a orillas de playa Bávaro.
Vistas del Barceló Bávaro Grand Resort
Vistas del Barceló Bávaro Grand Resort

Dos kilómetros de fina arena blanca, aguas cristalinas, arrecifes de coral y palmeras infinitas. ¿Qué tiene esto que ver con la típica estampa navideña? Nada, y eso es justo lo que buscamos. Porque las celebraciones navideñas poco convencionales son una tendencia en alza, y uno de los destinos estrella para aquellos en busca de un plan Xmas alternativo es Playa Bávaro, una de las playas más famosas de República Dominicana, convertida ahora en un escenario idílico para unas Navidades con sabor caribeño.

El hotel referencia en el corazón de playa Bávaro, Barceló Bávaro Grand Resort, pone en marcha un plan perfecto para todos aquellos que quieran descubrir la Navidad de la manera más tropical. La agenda para un 25 de diciembre diferente comienza por despertar con vistas al mar, y una clase de Beach-yoga para comenzar uno de los días más especiales del año equilibrando cuerpo y mente.
Después, llega el momento de los regalos: Papá Noel llega al Caribe en forma de room-service para disfrutar de un rico desayuno con jugos naturales como protagonistas. Olvidemos el pavo: a orillas del Caribe, las frutas caribeñas más exóticas, recién exprimidas, son un ingrediente navideño estrella en forma de zumo de chinola, mango o piña.
A continuación, el hotel propone una visita a la zona de La Romana: el equivalente dominicano a los Christmas Markets celebrados en cada rincón de Europa. Los principales atractivos: mercadillos locales de frutas y verduras, puestos de artesanía, e incluso improvisados guateques a ritmo de merengue o bachata. Si las Navidades son mágicas, ¡mejor que la magia sea puramente dominicana! El Christmas Day propuesto por el hotel de referencia en el Caribe continúa con una visita a Altos de Chavón y sus construcciones de piedra, y Bayahíbe para disfrutar de unas vistas panorámicas desde el Faro, dignas de sustituir cualquier postal navideña. Para continuar la tónica poco convencional de este 25 de diciembre alternativo, se regresa a playa Bávaro para ser testigo de un atardecer único: el cielo se vuelve de colores rosas tan imposibles que rivalizan con la iluminación navideña tradicional.
Pero el plato fuerte de las navidades no termina aquí, sino con los fuegos artificiales que simbolizan el cambio de año. Para las últimas horas de 2016, una cena para dos en el embarcadero de Barceló Bávaro Grand Resort. Un lugar único e íntimo para celebrar uno de los días más mágicos del año y reinventar el paisaje navideño entre palmeras.
Merry (tropical) Xmas, and a happy (Caribbean) new year! ¿Existe un plan mejor?