NACE EL JARDÍN DE LOS EVENTOS

A 11 de octubre de 2017. Para muchos el hecho de plantar un árbol significa el inicio de una nueva etapa como la que acaba de empezar el emblemático Barceló Sevilla Renacimiento al celebrar su 25 aniversario. Pero también puede servir para marcar el comienzo de una gran amistad como la que este icónico establecimiento construido en 1992 por el conocido arquitecto Javier Carvajal con motivo de la Exposición Universal de Sevilla mantiene con muchas de las empresas que han organizado eventos en sus instalaciones desde entonces.
Barceló Sevilla Renacimiento
Barceló Sevilla Renacimiento
Eventos únicos que dejan huella:
Y es que durante todo este tiempo son muchas las presentaciones que se han hecho en su espectacular centro de convenciones que, gracias a sus 25 salas y a su aforo para hasta 2.000 personas, está considerado como el más grande de Sevilla. Desde una Cumbre de la OTAN o los Congresos Internacionales de Mastercard, Xerox o el EUROMAT, especializado en materiales y procesos; pasando por la presentación mundial del primer coche eléctrico de Renault y del modelo 911 de Porsche o por la celebración de sendos Mundiales de Baloncesto y Balonmano, respectivamente, entre muchos otros.
Y un jardín de eventos para recordarlos de por vida:
Por eso el Barceló Sevilla Renacimiento ha querido agradecer esa confianza con una iniciativa que pretende reforzar ese vínculo y hacer que perdure en el tiempo. Y nada mejor para ello que crear un jardín que ocupa 5.000 metros cuadrados a orillas de Guadalquivir y plantar en él un árbol tras la realización de cada importante evento. Las empresas podrán elegir entre un naranjo, un limonero o un olivo que se colocará bajo una placa con el nombre de la empresa organizadora.
Inauguración del jardín de los eventos
Inauguración del jardín de los eventos
Pero la relación no acabará ahí, ya que desde el hotel mantendrán informados a la compañía sobre la evolución del árbol y en cuanto éste dé sus primeros frutos le harán llegar los distintos productos que se elaboren con ellos como mermeladas y jugos, en los dos primeros casos, y aceitunas y aceite en el segundo. Con ello se quiere generar un nexo que se prolongue de por vida o, al menos, otros 25 años más como los que acaba de cumplir este emblema de la Isla de la Cartuja.
El primer árbol, un naranjo sevillano:
Y como no podía ser de otra manera el árbol que ha inaugurado este precioso jardín de los eventos ha sido un naranjo sevillano, que ha sido colocado por las 16 personas que participaron en la apertura del Barceló Sevilla Renacimiento allá por 1992, en plena efervescencia de la Expo de Sevilla, y que aún hoy forman parte de la plantilla del hotel. Una bonita historia de fidelidad que ha quedado reflejada en un vídeo que el hotel ha colgado en su canal de YouTube.