TRES NUEVOS DEPORTES QUE PRACTICAR EN TRES NUEVOS (Y EXTRAÑOS) ESCENARIOS

Enero de 2018. Que hacer deporte está entre los principales propósitos de año nuevo de cualquier persona no es ninguna novedad. Junto a otros deseos, como el de dejar de fumar o ganar más dinero, estos suelen estar entre el Top 3 de todos.
Enero es de hecho uno de los meses, junto con septiembre, en los que más nuevos miembros aparecen en los gimnasios, pero no todos ellos culminan el año habiendo acudido a él los días planificados. ¿Por qué? Debido a la rutina laboral y cargas personales, sí, pero también por la falta de motivación que, en ocasiones, generan los gimnasios como espacios en sí mismos. Son prácticos, son modernos, son eficientes, pero, ¿son atractivos?
Estudios como el último de Sprinter desvelan que el 50% de los españoles prefiere hacer deportes  al aire libre, algo que afecta sobre todo a mujeres (7 de cada 10 españolas). Pilar Vela, Fit Setter de Royal Hideaway Sancti Petri, siendo consciente de esta situación ha planteado una batería de actividades físicas que se realizan en entornos poco habituales.
¿CrossFit en una bolera?
¿Ponerse en forma jugando a los bolos? Sí, tanto en pista como al aire libre. Original, divertido y, sobre todo, eficaz. Así es la nueva propuesta de Royal Hideaway Sancti Petri. El hotel incorpora los bolos a su oferta wellness, ya que: “Jugar a los bolos mejora nuestro estado no solo físico, sino también mental, gracias a los ejercicios, alternancias de carga en los brazos y su efectividad como liberador de estrés”, afirma la Fit Setter del hotel.
¿En qué consiste CrossBowling?
Es una propuesta que alterna el juego tradicional de ‘bowling’ con ejercicios en exterior con la bola, tanto con elevaciones de piernas como con los brazos y combinando posturas. Se trata de hacer una rutina completa y de 360º que permita tonificar el cuerpo, reducir el estrés y quemar calorías, al mismo tiempo que se fomenta la diversión, los reflejos y la concentración.
CrossBowling alterna diferentes movimientos y pesos, pero también el lugar en el que se practica. De este modo, la mitad de la clase se realiza en la bolera reglamentada del Royal Hideaway Sancti Petri, mientras que el resto de la actividad se lleva a cabo en sus jardines tropicales, más de 35.000 metros cuadrados de vegetación que transporta sensorialmente al trópico.
Un rooftop mirando al mar para hacer spinning o TRX
El hotel cuenta con su denominado “Seaside Spinning”, basado en eliminar toxinas de nuestro cuerpo en bicicleta estática a través de distintos niveles de esfuerzo, mientras alcanzamos un completo relax gracias al enclave en el que practicamos este deporte. Uno de los rooftops del hotel cuenta con vistas al Atlántico y la maravillosa Playa de la Barrosa.
En esta localización, acompañada además de un inmenso jardín tropical de 35.000 metros cuadrados, no solo se desarrolla este increíble deporte, sino también Outdoor TRX, un sistema de entrenamiento en base a ejercicios de suspensión en cuyas rutinas manos o pies están suspendidos en un punto de anclaje, mientras la otra parte del cuerpo se apoya en el suelo.
Sky Wellness Terrace
Sky Wellness Terrace
Esta disciplina se desarrolla del mismo modo con vistas al océano aprovechando el peso del propio cuerpo para ejercitar todos los músculos, garantizando una actividad de 360º, que permite recuperar y ponernos en forma a la vez que nos ayuda a mejorar nuestras costumbres posturales. Con estas propuestas, ejercitaremos al mismo tiempo que contemplamos la maravillosa puesta de sol bañada por una naturaleza que invita a una completa desconexión.

Yoga entre palmeras y lagos

El hotel pone a disposición de sus huéspedes auténticos maestros del yoga para que lo practiquen en sus jardines tropicales. Porque es importante ejercitar mente y cuerpo y liberar todas las tensiones acumuladas., Royal Hideaway Sancti Petri propone desarrollarlo junto a un estanque entre sauces llorones y tortugas, o en una pequeña ladera  entre palmeras  y junto al mar. Un entorno que potenciará significativamente la sensación de relajación y bienestar.
Royal Hideaway Sancti Petri
Royal Hideaway Sancti Petri

Acerca de Royal Hideaway Sancti Petri

Como epicentro del wellness y el bienestar en España, este Resort posee el spa más grande de Andalucía: 3.650m2 divididos en dos plantas con bañeras de hidromasaje, circuitos de aguas, duchas de sensaciones, piscina climatizada, sauna, baño turco, terma romana, camas de calor, baños de contraste y unas magníficas suites de belleza donde se realizan los tratamientos más pioneros.
Royal Hideaway Sancti Petri cuenta además con la denominada Sky Wellness Terrace, un centro de belleza oriental al aire libre con cinco cabinas abiertas, mecidas por la brisa marina y con vistas al Atlántico y a los jardines tropicales. En ellas se desarrollan tratamientos de origen chino que se completan con el ritual del té, creando una propuesta integrada entre bienestar interior y exterior.
Un hotel entre los mejores del país gracias también a instalaciones como el pub irlandés, la bolera reglamentada, su discoteca,  o sus salas de billar. Además, tiene tres Suites Temáticas (Vanguardista, Balinesa y Africana) y una impresionante Suite Presidencial con dos dormitorios, salón, vestidores y terraza con piscina, bañera de hidromasaje, barbacoa y zona de relajación, galardonada como la mejor suite de hotel de España por los World Travel Awards.
El hotel se encuentra dentro de un inmenso jardín tropical de más de 35.000 metros cuadrados que acoge a cinco piscinas, bañeras de hidromasaje exterior y, todo, con una estética que lleva sensorialmente al trópico a cualquiera que lo pisa.
Entre su oferta gastronómica se encuentran sus tres restaurantes exteriores (Zumería, Brasería y Beach Club), su buffet y, como gran destacado, Atunante (por amor), su restaurante experiencial en el que todo gira alrededor del universo del atún, desde los entrantes a los postres. El hotel ofrece además diferentes espacios donde disfrutar de cócteles, como su piano bar o Sunset Cocktails & More, con unas imponentes vistas al Atlántico.
En su entorno se encuentran imponentes campos de golf y zonas de ocio, todo enmarcado en un paisaje sinigual.  Así, el hotel se considera un oasis en pleno sur de España que transporta a lugares lejanos a través de su decoración y servicios.