UN VERANO EN GRANADA (MÁS ALLÁ DE LA ALHAMBRA)

A 29 de junio de 2018. Aunque no tiene playa, y sus temperaturas estivales son bastante elevadas, lo cierto es que agosto es un mes de temporada alta en Granada. La razón es que la privilegiada ubicación de la ciudad de la Alhambra permite hacer un sinfín de cosas aptas para todos los gustos y edades. Desde recorrer un auténtico desierto, pegarte un baño en una preciosa cala o visitar un espectacular monasterio budista, hasta subir el pico más alto de la Península Ibérica o seguir la huella que Federico García Lorca dejó en su ciudad natal, entre muchas otras actividades. Y, todo ello, a menos de 1 hora en coche de Granada.

Descubre todo lo que te ofrece Granada más allá de la Alhambra

Propuestas para disfrutar de Granada de 5 maneras diferentes:

1. Siente la paz absoluta en un auténtico desierto

A unos 80 kilómetros de Granada se encuentra el espectacular Desierto de Gorafe, en el que destaca especialmente el paraje de Los Coloraos. Se encuentra delimitado por las cuencas del Río Guadiana Menor y el Río de Gor, y ofrece una impresionante visión de cañones de arcilla roca y blanca, según la zona, que van variando su tonalidad a lo largo del día. Si vas también merece la pena visitar el pueblo de Gorafe y sus pintorescas cuevas, así como los más de 240 dólmenes que forman su parque megalítico.

2. Escápate a la costa

La ciudad de la Alhambra es tan bella que no necesita playa, aunque sí tiene río. Pero no importa, porque a apenas 40 minutos del centro se encuentra la llamada Costa Tropical y algunas de las calas más bonitas del litoral andaluz como Salobreña, Cantarriján o Calahonda, entre muchas otras. Pasa el día en la playa y disfruta por la noche del ambiente inigualable de la noche granadina.

3. Piérdete en un monasterio budista

Sí, has leído bien. En pleno corazón de las Alpujarras, y a 1.600 metros de altura, se encuentra el centro de retiro budista de meditación O Sel Ling, que inaugurado en 1980 sigue la tradición del budismo tibetano y fue incluso visitado por el Dalai Lama. Es muy visitado para pasar el día por su excepcional ubicación y belleza, y también para realizar retiros individuales. En ese precioso entorno también podrás degustar la exquisita gastronomía alpujarreña y realizar distintas rutas de senderismo.

4. Asciende el Mulhacén, el pico más alto de la Península Ibérica

Otro de los aspectos que justifican la manida pero verídica frase “Granada lo tiene todo” es su increíble oferta de actividades de montaña, y es que la Sierra Nevada da para mucho. Deja la nieve para el invierno y en verano opta por hacer rutas de senderismo o por alcanzar retos tan alucinantes como ascender el Mulhacén, que con 3.479 metros es el pico más alto de la Península Ibérica.

5. Sigue la huella que Lorca dejó en su ciudad natal

Por último, si lo tuyo es la cultura, y además eres fan de la obra de Federico García Lorca, sigue las huellas que este granadino universal dejó en su ciudad natal y en toda la provincia. Si estás en el centro visita el Centro Federico García Lorca y tómate unas tapas en el Bar Chikito (antiguo Café Alameda), dónde se mantiene el “rinconcillo” en el que el genial poeta realizaba tertulias con otros intelectuales y artistas de la época. Pero si quieres sentir su alma desplázate a sus casas natales de Valderrubio y Fuente Vaqueros, y a su último domicilio en Granada en la Huerta de San Vicente. En todas ellas encontrarás detalles inspiradores que luego quedaron reflejados en sus grandes obras como “La Casa de Bernarda Alba” y “Yerma”, entre muchas otras.

Sigue las huellas que Federico García Lorca dejó en su ciudad natal

ESTE VERANO DESCUBRE LA GRANADA QUE HAY MÁS ALLÁ DE LA ALHAMBRA

En el hotel Barceló Granada Congress

Habitación doble desde 88 euros la noche con alojamiento y desayuno

Para más información y reservas: www.barcelo.com

Nota: su privilegiada ubicación te permitirá salir rápidamente de Granada y luego al volver desplazarte fácilmente a pie por la ciudad. Dispone de parking (con cargo adicional)

Barceló Granada Congress