Royal Hideaway Sancti Petri, el hotel donde viajar a Bali sin salir de Cádiz

La suite balinesa del hotel –situado en una de las zonas más exclusivas de la provincia gaditana– ofrece un ambiente inspirado en el diseño tradicional de la isla asiática. Un dechado de lujo y buen gusto

Cádiz, 04 de octubre de 2022.. Con el otoño abriéndose paso en el calendario, las escapadas de fin de semana se convierten en una vía de escape perfecta para escapar de la rutina. Y es que los meses que marcan la rentrée se antojan un momento del año idóneo para conocer nuevos destinos o redescubrirlos de un modo diferente, y volver a ese estado de desconexión que nos brindan unos días de vacaciones.

Si a esto le sumamos la posibilidad de vivir una experiencia de lujo en plena naturaleza, tendremos el plan redondo. Royal Hideaway Sancti Petri, un hotel de 5 estrellas situado en primera línea de playa en Novo Sancti Petri-Chiclana, es un destino en sí mismo, cuya arquitectura y diseño hacen de puerta a otros mundos y culturas, invitando en todo el momento al descanso y la desconexión de sus huéspedes.

La serenidad oriental y la frescura tropical

Rodeadas de exuberantes jardines tropicales, con flora proveniente del Caribe y Sudeste Asiático, las 195 amplias habitaciones de Royal Hideaway Sancti Petri se caracterizan por poseer un diseño elegante y vanguardista, y contar con la últimas tecnología y las comodidades propias de un 5 estrellas. Entre ellas encontramos dos suites tematizadas, una de ellas inspirada en la isla de Bali, con un diseño diferenciador y exclusivo, bañera de hidromasaje y terraza.

El hotel se traslada a Bali para profundizar en su estilo y sus características a través de su suite balinesa. En la decoración del espacio, que incluye zona de descanso y salón, conviven elementos artesanales típicos de Asia y materiales naturales como el bambú con mobiliario de madera, tallados de estilo oriental y variedad de textiles. Por su lado, la gama cromática está protagonizada por el blanco, el beige y el café, colores ligados a la belleza y el exotismo propios de “la isla de los dioses”.  

Si algo caracteriza el estilo balinés es la proliferación de espacios abiertos y la sensación de integrar los exteriores en los espacios cerrados. De ahí, que en la suite balinesa predomine la luz natural y se encuentre en constante sintonía con el diseño biofílico de Royal Hideaway Sancti Pretri, donde la simbiosis entre los materiales constructivos y vegetativos del recinto nos recuerdan que nos encontramos rodeados de naturaleza, lo que contribuye a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo.